Connect with us

Hackeando la vida

*Le pasó a una Amiga* Capítulo 2

COMUNIDAD

*Le pasó a una Amiga* Capítulo 2

Unos meses antes que el Coronavirus cerrara el mundo y que Alberto Fernández declarara la cuarentena, me desmayé. Fue la primera en mi vida. Y fue algo muy distinto a la fantasía que solemos tener sobre el desmayo. Nada pero nada que ver con haber googleado «Desmayos en TV».

En la secundaria tuve una compañera, Cecilia Riva Palacios, que cuando venía el calor se desmayaba seguido. Cecilia era lindísima.  De las más lindas del colegio. Y tenía todas esas cualidades hegemónicas que yo – claramente-  no tenía. Pero bueno, esos privilegios no la exceptuaban de tener baja presión. Solo la ví caer una vez y lo recuerdo muy bien porque Iba caminando por el pasillo y de pronto el cuerpo se le dislocó en el aire, y fue torciendo los pies como haciendo un ronde de jambe y no cayó más bien, llevitó-  hasta el piso.

Bien, el día que me desmayé en el trabajo fue muy distinto a la caída de Cecilia. Me desplomé como un metalero viejo sobre el escritorio de la secretaria de mi jefe y le manché toda la ropa con café. Fue por el subte y la humedad. Aunque motivos no me faltaban. Me acababa de enterar que el flaco con el que me venía viendo hace bastante tenía novia y además DAME MAYUSCULAS MAS GRANDES estaban pensando en casarse. De un tóxico podés esperar cualquier cosa pero …¿Todo junto y en el mismo momento?.

Hay indicios que podrían indicar que tu día está perdido si de repente arrancás llegando tarde a trabajar, si no tenés tiempo de desayunar, si salís sin llevar auriculares.  Si se te escapa un ME GUSTA mientras stalkeas a la novia del que te gusta. O, en el peor de los casos, y como me pasó a mi, si te llama tu vieja. 

Ya les voy a ir contando más pero mi mamá es divorciada, se jubiló hace poco, vende Just y es Fan De Jorge Rial y todos pero absolutamente todos los famosos. Siempre está al tanto de quién se separa de quién, deja comentarios en los portales y toma partido por algún famoso si hay una pelea tipo Pampita vs La China Suarez. Mis viejos se separaron cuando yo terminé el secundario y un tiempo después mi papá hizo la clásica. Se buscó una más jóven, su secretaria del estudio contable. Gabriela, mostra absoluta, que quiso ser Locutora pero nunca pudo entrar al SER y a quien ya irán conociendo porque realmente nos llevamos muy mal.

Pero bueno, tuvieron mellizos; Gael y Baltazar a quienes amo.

Mi mamá se puso en pareja con Oscar, un tipazo con un solo defecto: no sabemos muy bien de que trabaja.

– Te llamo a esta hora para darte un notición. Ayer fui al dentista. Tuve que hacerme la muela que me estaba matando y ¿sabés quien apareció?

– ¿La muerte?

– Te hablo en serio

– No, no sé, mamá. ¿Quién?.

– Martín el hijo menor, que vivía en Estados Unidos. Volvió. ¿Vos te acordás de él o no? Del club…

– Obvio, en GEBA le decían Buba Gump.         

– No sé quien es “Uba Amp”.       

 – El mejor personaje del cine de la historia, no importa.    

 – Bueno, divino el chico. Se recibió. Es profesional. Pero nunca terminó de adaptarse a la vida allá y volvió. Largó todo, tenía casa, auto…

 – Hasta un barco de camarones jajaja.     

 – Che, cortala con boludeces. El chico está recién llegado, perdió contacto con sus amigos. Le dije que vos siempre andabas con tus amigas de acá para allá, que también estabas medio deprimida.      

– ¿Cómo deprimida?.       

– Primero pensé en darle tu teléfono, pero eso es viejo. Como ustedes se manejan todo por Internet le dije que te busque en Facebook y se ponen en contacto. No sé, para ir a comer una hamburguesa, pasar un rato. 

– Mamá¿ te pensás que soy acompañante terapéutica?.          

– A veces pienso que no sos hija mía. Te estoy contando que el chico está solo acá, tratando de reubicarse ¿Qué te cuesta ? Es una familia que conocemos de toda la vida. Te aviso que te va a pedir amistad porque a mi ya me agregó. No se llama Martín Rodríguez. Se puso Dúo Algo.       

 – ¿Dúo qué? Mirá en la computadora y decime como se llama.

 – A ver… ¡Acá está! Se llama Dúo Marciano. Y en la foto está el como agarrando algo.

Y antes que mi mamá siguiera hablando, sonó mi celular con la Solicitud de Amistad: Duó Marciano quiere ser tu amigo. Eran las 8 de la mañana y todavía faltaba el desmayo.

Leer Capítulo siguiente

Leer Capítulo Anterior

More in COMUNIDAD

To Top