Connect with us

Hackeando la vida

*Le Pasó a Una Amiga* Capítulo 4

COMUNIDAD

*Le Pasó a Una Amiga* Capítulo 4

Pasó los 30 y nunca tuvo novio porque es fóbica al compromiso. Viene anotando en un cuaderno todas esas historias que fracasaron. Por eso, la invitamos a escribir. Conocé a Nadina, la protagonista de «Le Pasó a una Amiga»

La primera vez que ví a Jano, me estaba depilando los bigotes. Literal. Por lo que fue un encuentro bastante menos glamoroso de lo que una puede esperar cuando ve un chico lindo. Tampoco es que uso el trabajo como un gabinete de depilación, pero Romi, mi compañera, es fanática de la estética. Fue promotora, hace Crossfit, se hace las cejas con un hilo, se tiñe el bozo y se hace puntas desgastadas, todo ella sola. Y bueno, cuando me conoció fue como encontrarse a Chewbacca de Star Wars, porque soy exactamente todo lo contrario. Odio los gimnasios y toda la cultura «fit». Si me tiño, me dejo el pelo naranja y soy tan vaga que me saco el maquillaje con toallitas para bebé. Pero una vez por semana, después de almorzar, dejo que Romi me encierre en el baño y me «deje nueva». Hace un tiempo sumó a Gloria una señora muy simpática y parlanchina que trabaja en administración. Romi la tomó como su «conejillo de indias» y practica para el día que tenga su propio centro de estética, le pone unas cremas que ella misma prepara y hasta le hizo mesoterapia clavándole unas mini agujas. Sufro muchísimo pensando que la señora puede llegar a tener algún efecto adverso de gravedad y Romi terminar como la Rímolo. Pero nunca pasa nada. 
Hace años soy diseñadora gráfica in house de una empresa de Seguros. ¿Amo mi trabajo? Para nada. Pero me permite pegar las cuentas. Hace años que quiero cortarme sola, o y hacer algo que realmente me cope, pero cuando el dólar no sube, viene una pandemia y así siempre pero siempre termino quedándome donde estoy. Porque estoy cómoda. 
Mati Pereyra de sistemas nos agarró en el pasillo al salir del baño.

– Che¿Dónde andaban?. Rivoira está reuniendo a todos porque vino el nuevo gerente de Legales.
-Debe ser un boludo, como todos los de legales, gritó Romi como para que la escucharan. -Tenés razón los abogados son gente triste, no son como “nosotros”, trató – en vano- de convencerla Mati que intentaba levantarse a Romi cada vez que podía. 
A veces con argumentos delirantes como invitarla a su casa porque en su PC puede hackear otras computadoras y espiar famosos. Con mi mamá, que es cholula a morir, Mati hubiera tenido suerte.

Cuando llegamos al medio del salón había muchísima gente amontonada; los de Legales, los de sistemas, los de administración, todos hacían una gran ronda tipo scrub por lo que costaba ver bastante que estaba pasando. -Bueno, me tomo el palo, ya es casi mi hora de salida. Miralos, le dije a Romi bostezando, es una reunión de consorcio. Me rajo que estoy a full con la serie de Luis Miguel.
Sentí que alguien me tocó despacio el hombro, y me susurró al oído. -Hacés bien porque estas reuniones son un plomo y todos queremos saber qué pasó con Marcela.  Y cuando me dí vuelta, estaba Ryan Gosling en traje.
-Soy Jano. “El nuevo de sistemas”, dijo riéndose.
Y yo, con el bozo todo y rojo recién depilado, solo atiné a contestar.
#LePasóAunaAmiga

Leer el capítulo anterior

More in COMUNIDAD

To Top