Connect with us

Hackeando la vida

Las 6 mentiras más grandes que nos dijeron nuestros padres

mentiras padres

AH RE

Las 6 mentiras más grandes que nos dijeron nuestros padres

Por comodidad o cansancio, nuestros padres han recurrido a las peores mentiras y que hasta el día de hoy algunos siguen creyendo.

«SI TE PONÉS BIZCO, TE QUEDÁS ASI PARA SIEMPRE».

 

Absolutamente Falso. Lo único que puede suceder es que al hacer muchas veces una mueca, y repetirla todo el tiempo, tus músculos terminen haciéndola casi involuntariamente. Asi que no le creas a tu madre, y suelta el Profesor Lambetain que hay en tí.

 

«SI NO ESPERÁS PARA NADAR UNA HORA DESPUÉS DE COMER, TE AGARRA UN CALAMBRE EN EL ESTÓMAGO».

Científicamente no existe prueba alguna que avale esta teoría. Solo la posibilidad de sufrir un cambio en la presión, cuando afuera hace mucho calor y nos sumergimos en agua fría.  Pero lejos está la embolia cerebral o la parálisis que «supuestamente» sucedían si te metías al agua inmediatamente despúes de comer. Claramente es falso, lo único que querían tus padres era poder dormir una siesta tranquilos. 

«SI TE TRAGAS UN CHICLE SE QUEDA PEGADO EN LOS INTESTINOS POR 7 AÑOS «.

 

Mito que corre de generación en generación y sigue aterrorizando a miles de niños. Los chicles están hechos a base de goma, resinas y ceras, y aunque tarde entre dos o tres días, finalmente el organismo lo elimina como cualquier otro alimento. 

«SI COMÉS MUCHA ZANAHORIA, NUNCA VAS A NECESITAR ANTEOJOS».

¿Que querían? ¿Que te salieran dientes de conejo? Aunque este mito esconde cierta verdad; la zanahoria tiene vitamina A que es fundamental para tener una buena visión; ni siquiera comiendo un tanque australiano de zanahorias diarias podrías evitar el desgaste de la vista. 

«SI NO DORMIS LA SIESTA; TE SECUESTRA EL HOMBRE DE LA BOLSA».

Viejito Roque, Horacio, «El Gigante» o cualquier otro nombre. ¿Porque a un señor le molestaría tanto un niño que no duerme la siesta a tal punto de ponerlo en una bolsa y alejarlo de su hogar?  Ni siquiera «El hombre de Al lado» tenía tantos problemas con sus vecinos. Este mito es más de las abuelas que de los padres y se implementaba sobre todo en el verano para que la nona tuviera media hora de paz. ¿A costa de traumarnos de por vida? Claro que si.

«SI HACES PIS EN LA PILETA APARECE UN CIRCULO AZUL Y TODOS SE DAN CUENTA».

Obvio que es falso, pero de los mitos parentales es nuestro preferido y el que más surtió efecto. Generaciones enteras de asquerosos totalmente disciplinados. Porque lo importante no es ser limpio sino parecerlo. 

 

 

Ludmila Gurchenco

Periodista. Conductora de Radio. Editora de Hackeando La Vida.

More in AH RE

To Top