Connect with us

10 trucos con pasta dental que seguro no conocías

Hacking

10 trucos con pasta dental que seguro no conocías

10 trucos con pasta dental que seguro no conocías

No podemos creer que solo sigas usando la pasta dental para cepillarte los dientes. Mirá estos trucos y empezá ahora mismo.

SACAR EL MAL OLOR DE LOS TERMOS

Fuiste a tomar mate y nadie te avisó que te había “pedido prestado el termo para cargarlo con jugo”. Si el termo o la botellita de plástico en donde llevás bebida tomó mal olor, ponele un poco de pasta con agua y dejala en remojo durante toda la noche. A la mañana el olor se habrá ido y los que te usan el termo sin permiso, también.

ENHEBRAR UNA AGUJA

Todos tenemos buen pulso hasta que nos toca enhebrar una aguja. Poné un poco de pasta de dientes en la punta del hilo para que “pese” más y luego, a coser sin miedo.

QUITAR RAYONES DE LOS LENTES

Una buena manera de limpiarlos rápido y fácil.

MANCHAS DE MARCADOR

 

¿Tus niños juegan a ser Picasso sobre tus muebles? Un algodón con pasta dental puede quitar manchas rebeldes y dejarlos limpios otra vez.

QUEMADURAS

Viejo truco de las abuelas que aplicaban pasta de dientes sobre pequeñas quemaduras. Calma el ardor y cicatriza más rápido.

OLLAS QUEMADAS

¿Heridas de guerra de los novatos en la cocina? Poné un poco de pasta dental sobre las ollas de auliminio en la parte que estén quemadas y limpiá con virulana para quitarles las marcas.

MANCHAS DE CAFÉ

¿En el fondo de tus tazas vive gente? Usá una esponja con pasta dental para despedirte de las manchas de té o café del fondo de tus tazas.

 

LUSTAR TUS CUBIERTOS

No es que estés mutando en tu madre, es que tus tenedores van perdiendo el brillo. Lustralos con pasta de dientes y una esponja. No te olvides de enjuagar o vas a almorzar Colgate.

MANCHAS EN LA PLANCHA

Para sacar las manchas que se van acumulando en tu plancha, usá pasta con algún cepillo que no uses y remové con una servilleta.

RELLENÁ AGUJEROS DE LA PARED

Un truco muy “3 empanadas” pero que zafa bastante bien cuando no hay tiempo de ir a comprar masilla, es rellenar los agujeros de la pared con un poco de pasta quitando el excedente con un trapo húmedo.

 

 

Continue Reading
Advertisement

Seguinos en nuestras redes

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Hacking

Advertisement

Te puede interesar

To Top